¿Cuál es la mejor leña para chimeneas?
mejor leña para chimeneas

La eficiencia de tu chimenea va a depender en gran parte de la elección de la mejor leña para chimeneas que puedas conseguir. Ahora bien, aquí entran en juego una serie de factores como, el grado de dureza, el poder calorífico, su procedencia, la disponibilidad de almacenaje y el tipo de chimenea que tengas en casa (abierta o cerrada).

Por supuesto, si tienes la suerte de contar con una finca en tu propiedad con árboles, ni te lo pienses, elabora un sistema de tala y replante con el que generar tu propia leña, sin duda será la alternativa más económica. 

Pero como eso es algo poco común y seguro que la tendrás que comprar, vamos a ver cuál es la más indicada para llevar tu chimenea a la máxima productividad, ahorro y eficiencia.

Indice de Contenidos

    Características de la leña

    La leña es un biocombustible o un producto de biomasa muy empleado en España.

    Casi en su totalidad se extrae de los montes, bajo estrictas normativas de tala controlada y reforestación. Es, por tanto, una alternativa sostenible y ecológica, ya que siempre que se corta madera de árboles estos tienen que ser replantados para no ocasionar daños en los bosques.

    La leña se emplea para la producción de energía y tiene un poder calorífico superior al de los pellets.

    Para poder ser usada en tu chimenea o estufa de leña, la leña no debe superar un 20% de humedad, ya que si la leña no está seca, parte del calor que se produce en la chimenea será empleado para evaporar su humedad.

    Tampoco tiene que estar totalmente seca, porque se consumiría demasiado rápido y necesitarías mucha más leña.

    Para que te hagas una idea, la leña que se corta y almacena en un lugar seco y bien ventilado es ideal para ser utilizada en el año siguiente.

    ¿Qué poder calorífico tiene la leña?

    El poder calorífico de la leña oscila entre 4.420 y 5.540 Kcal/Kg. La verdad es que tiene un gran poder calorífico y, siendo esta una alternativa ecológica y sostenible, es fantástica como combustible de uso doméstico. Este poder calorífico se relaciona con otros aspectos como la velocidad del viento soplando en un fuego al aire libre o el nivel de convección forzada en un fuego de chimenea (calor que se mueve dentro de la estancia donde se tira el aire frío dentro del fuego de la chimenea)

    La leña para chimeneas, ¿tiene que ser dura o blanda?

    La madera, dependiendo de su grado de dureza, su densidad o su poder calorífico, se comporta de una manera o de otra y esto la convierte en más o menos aconsejable para cada uso e instalación.

    Maderas blandasMaderas duras
    Son perfectas para el encendido de la chimenea o para dar un golpe de intensidad a la llama (avivar la llama)
    La madera blanda calienta más rápido la estancia porque prende antes y aporta más calor. Por tanto es perfecta si usas la chimenea en períodos cortos o para encendido y calentamiento rápido. Sin embargo si quieres conservar tu chimenea encendida durante todo el día lo mejor es que uses madera dura. 
    La madera blanda es más barata que la dura.
    En este abanico de  maderas se encuentran la madera de abeto y pino, la de cedro, castaño y árboles de crecimiento rápido como los frutales.
    La madera dura se emplea para conservar el fuego encendido. Tiene un gran poder calorífico y una combustión lenta y duradera. Su calor es radiante y las brasas permanecen incandescentes durante mucho tiempo.
     
    En este grupo está la madera de encina, el nogal, el roble, fresno o abedul.

    Como regla general, aunque hay alguna excepción, las maderas blandas suelen ser las de árboles de crecimiento rápido, y las maderas duras son de árboles con un crecimiento más lento.

    Mejor leña para chimeneas. Tipos y sus características

    Los precios que ofrecemos pueden variar, y más en la actualidad con la inestabilidad de precios en el mercado que estamos atravesando. Por tanto son precios orientativos, que dependiendo de donde se consiga la madera pueden llevar a variar de forma considerada. 

    No tiene el mismo coste comprar un palet de leña en Leroy Merlin que directamente a un fabricante.

    leña de encina
    leña de roble

    Leña de encina

    Está considerada como la mejor leña para chimeneas.

    Un tipo de madera de combustión renta por su dureza y de gran resistencia a la humedad. Además genera mucho calor y es de precio asequible, un metro cúbico cuesta aproximadamente 75 euros.

    Leña de roble

    Otra clase de madera dura con alto poder calorífico y combustión lenta. Muy utilizada para tipos de chimenea abierta, barbacoas, hornos o ahumadores. 

    Su precio es de unos 40 euros un metro cúbico.

    leña de fresno
    leña de haya

    Leña de fresno

    Una leña de tipo duro, que arde muy bien. Fácil de encender y de buen secado. Es una opción estupenda para chimeneas cerradas.

    Aproximadamente 35 euros dos metros cúbicos.

    Leña de haya

    Tiene las mismas propiedades que la leña de fresno, arde bien, seca rápido y es perfecta para chimenea cerrada o insert. Su precio es muy similar al del fresno.

    Leña de pino

    Con la leña de pino hay que tener en cuenta que es un tipo de madera blanco con un alto grado de humedad y de resinas, esto contribuye a la acumulación excesiva de residuos en la chimenea. Ten esto en cuenta antes de comprarla.

    Sin embargo, es un tipo de leña blanda que arde muy bien y nos sirve para avivar el fuego en momentos puntuales. Es perfecta para chimeneas abiertas porque desprende un olor muy agradable.

    El precio del pino depende mucho de su variedad, pero de media son unos 30 euros el metro cúbico.

    leña de pino

    Chimeneas para todo tipo de maderas

    Nuestras chimeneas están diseñadas para emplear todo tipo de leña. El utilizar una u otra depende de si quieres un encendido rápido o avivar el fuego en un momento puntual, entonces utilizamos un tipo de leña blanda, o si por el contrario quieres mantener tu chimenea encendida durante mucho tiempo con un calor estable y duradera, en este caso el tipo de leña sería dura.

    Almacenaje de la leña

    mejor leña para chimeneas

    Esto es un elemento que debes tener muy presente si estás pensando en comprar una chimenea para tu vivienda: el espacio que dispones para su almacenamiento. Por una razón de comodidad, cuanta más puedas almacenar menos veces repetirás el proceso de compra y colocación de los leños; y por un tema de precio, cuantos más kg puedas comprar de una vez, más barata te va a salir la leña.

    Para almacenarla, lo ideal es contar con un lugar seco pero ventilado y evitar su contacto directo con el suelo.

    Lo más importante es que no le entre humedad ya que esto afectaría a sus propiedades de combustión.

    Coloca tu leña en una zona con una base elevada del suelo, con un tejadillo que evite que le llueva encima y no la cubras con lonas o plásticos, deja que la leña respire ya que el viento es el elemento más importante para el secado de la leña.


    Si aun no te has decidido a instalar en tu vivienda una chimenea, en este post puedes resolver tus dudas acerca de las chimeneas de leña o de pellets y sus prestaciones. La verdad que viendo a donde están llegando los precios de los combustibles fósiles, las estufas de leña o pellets y las chimeneas son la mejor opción para mantener tu casa calida y confortable durante los meses de invierno.

    Nos vemos en otros post.

    ¡Un saludo!

    Abrir chat
    Álvarez y Álvarez Calefacción
    Hola 👋
    ¿En qué podemos ayudarte?