Calefacción para Passivhaus
Calefacción para Passivhaus
Índice de Contenidos

    Estás pensando en construir una Passivhaus, casa pasiva o casa solar pasiva, pues debes tener muy presente que uno de los requisitos para una casa pasiva es la calefacción eficiente.

    Y con eficiente me refiero a una reducción del 75% en las necesidades de calefacción y de refrigeración, en el que el resto de necesidades pueda ser cubierta sobradamente con energías renovables.

    ¿Qué es una Passivhaus?

    Las casas pasivas son una forma de construcción energéticamente eficiente que minimiza el uso de energía para calentar el edificio.

    Estas casas pasivas están diseñadas para aprovechar la energía solar, el calor del aire y la tierra para mantener una temperatura interna estable sin necesidad de calefacción. Esta tecnología reduce drásticamente el uso de combustible fósil, lo que reduce la huella de carbono y los costos de energía.

    Para lograr la eficiencia energética de una casa pasiva, los constructores deben diseñar una estructura con un aislamiento adecuado, un sistema de ventilación, un enfoque de diseño pasivo para la ubicación de la casa y un sistema de calefacción eficiente.

    En el caso de las viviendas de estilo pasivo su ideología radica en suministrar la energía a través del aire, posible gracias a una demanda energética muy baja del edificio (arquitectura pasiva). Pero esto no prohibe que un edificio Passiv haus disponga de un sistema convencional de calefacción o refrigeración, sino que teóricamente este sea capaz de suministrar la energía únicamente a través de la ventilación mínima necesaria para la higiene.

    Este caudal mínimo necesario para la ventilación (equivalente a una renovación horaria de aproximadamente un 30% del volumen de aire =0.3h] es tan reducido que los usuarios no lo perciben y nada tiene que ver con un aire acondicionado.

    calefacción para casa pasiva

    Principios clave para casas pasivas.

    1. Diseño Pasivo

    Los criterios de diseño de una casa pasiva se basan en una adecuada combinación y optimización de su compacidad, orientación y protección solar.

    1. Aislamiento térmico

    Uso de aislamiento térmico adecuado y eficaz que mejoren la protección del edificio, sobre todo en invierno para evitar fugas de calor del interior al exterior. Aunque también se examina si en verano existen este tipo de fugas, sobre todo de calor excesivo al interior.

    1. Ausencia de puentes térmicos

    Los puentes térmicos son lugares de geometría lineal o puntual del cerramiento exterior donde el flujo de energía es más grande respecto a la superficie “normal” del cerramiento. Se debe procurar la máxima continuidad de la envolvente exterior, minimizando los puentes térmicos y garantizando la no formación de condensaciones ni de mohos superficiales.

    1. Alta calidad de las ventanas

    Los criterios passivhaus son muy exigentes en materia de ventanas. Es el elemento constructivo más débil a nivel energético. Se necesitan ventanas con vidrio doble o triple, con cámaras de gas noble combinadas con carpinterías de altas prestaciones térmicas.

    1. Ventilación controlada

    La ventilación mecánica con recuperación de calor consiste en recuperar gran parte de la energía que sale hacia fuera mediante la ventilación cuando se renueva el aire viciado del interior.

    Esta ventilación mecánica filtra el 90% del polen y las partículas nocivas del aire.

    1. Hermeticidad al paso del aire

    Las casas solares pasivas tienen un gran aislamiento térmico, por tanto las juntas constructivas deben tener pocas pérdidas de infiltración de aire.

    Mejor sistema de calefacción para casa pasiva

    Mejor sistema de calefacción para casa pasiva

    Bomba de calor por aerotermia

    Las bombas de calor por aerotermia son una forma eficiente de calentar una casa pasiva. Estas bombas de calor se conectan a una red de calefacción y enfriamiento para mantener una temperatura constante en la casa.

    La calefacción se alimenta principalmente de la energía solar, y su uso reduce considerablemente la cantidad de energía necesaria para calentar la casa.

    En resumen, las casas pasivas son una forma eficiente de ahorrar energía y reducir la huella de carbono, pero para lograr este objetivo es importante contar con un sistema de calefacción adecuado. Las bombas de calor por aerotermia son una de las mejores opciones para una casa pasiva, ya que proporcionan una calefacción eficiente y su funcionamiento se basa en la energía solar.

    Biomasa para passivhaus

    La biomasa es una fuente de combustible renovable que se puede utilizar para calentar los edificios pasivos.

    La biomasa se puede usar para producir calor a través de una variedad de sistemas, como calderas a leña, estufas de leña, calderas de pellets, estufas de pellets y estufas de biomasa. Estas estufas se pueden instalar en interiores y se pueden conectar a un sistema de calefacción de radiadores o a un sistema de suelo radiante.

    La biomasa es una forma eficiente de calentar una casa de estilo pasivo, ya que proporciona una calefacción limpia y sostenible. Además, el uso de biomasa para calefactar una casa pasiva reduce la cantidad de energía necesaria para calentarla y ayuda a reducir la huella de carbono.

    ¿Cómo instalar biomasa en passivhaus?

    Para instalar un sistema de biomasa en una casa pasiva, es importante seguir los lineamientos establecidos por el estándar de casas y edificios solares, a fin de garantizar la eficiencia energética de la casa.

    En primer lugar, es necesario elegir una caldera de biomasa adecuada para la potencia requerida por la casa. La caldera debe ser eficiente, con una capacidad para producir el calor necesario y una potencia suficiente para cubrir la demanda de calor.

    Una vez elegida la caldera, es necesario instalarla y conectarla de manera segura a la red de calefacción de la casa. El sistema debe contar con una buena ventilación para evitar el escape de gases tóxicos.

    Es importante contar con un sistema de almacenamiento para la biomasa, con una capacidad suficiente para almacenar la cantidad necesaria para abastecer la caldera durante el periodo de calentamiento.

    Por último, es necesario asegurarse de que el sistema de calefacción se encuentra correctamente ajustado para que funcione de manera eficiente. Esto incluye comprobar que los termostatos estén bien ajustados y que los radiadores estén limpios y libres de obstrucciones.

    En resumen, instalar una caldera de biomasa en una casa pasiva requiere un cuidadoso proceso de diseño, instalación y mantenimiento para garantizar la eficiencia energética y seguridad del sistema.


    Para resolver todas tus dudas puedes llamarnos sin compromiso al 639 44 33 18 o contactar con nosotros cubriendo el formulario.

    Recuerda que somos instaladores oficiales cualificados y todos nuestros productos cumplen la normativa vigente. 

    Abrir chat
    Álvarez y Álvarez Calefacción
    Hola 👋
    ¿En qué podemos ayudarte?