7 Trucos para ahorrar en calefacción
Trucos para ahorrar en calefacción
Indice de Contenidos

    Vamos a desmontar algunos mitos.

    Los sistemas de calefacción han cambiado mucho en los últimos años, por suerte para bien. Ahora son sistemas mucho más eficientes, con una mayor garantía de confortabilidad y menos contaminación medioambiental.

    Ahora bien, para comprender los avances en materia energética hay algunos esquemas mentales que debemos romper. Seguro que más de uno todavía recuerda esas calefacciones centrales que generaban un calor abrasador con radiadores al rojo vivo, donde había horas del día que, o abrías la ventana un poco o te morías de calor.

    Si eres de los que aún sigue llevándose un buen susto cuando llega la factura energética, estos consejos te van a venir muy bien para ahorrar y utilizar tu calefacción de forma lógica y racional.

    Así que antes de ir al grano con los trucos que van a hacer que ahorres, vamos a desmontar algún que otro mito.

    Mitos sobre la calefacción que hacen que no ahorres

    Puede ser que no en todas, pero casi estoy seguro que alguna de estas frases puede haber salido de tu boca en alguna ocasión. Pues bien, vamos a desmontar algunos mitos que hacen que no ahorres todo lo que deberías en tu calefacción.

    ❌ Cuantas más personas viven en la vivienda más calefacción necesito.

    ❌ El radiador tiene que quemar para confirmar que la calefacción es eficiente.

    ❌ Gasto menos si tengo la calefacción todo el día a una temperatura constante.

    ❌ La calefacción no contamina.

    ❌ Mejor un termostato que apague y encienda todo de golpe.

    ❌ Mi calefacción es tan buena que hasta tengo que abrir las ventanas para que se vaya un poco el calor.

    ❌ La compañía “XXX” es con la que llevo toda la vida, la más fiable. Aunque sea cara es la mejor.

    ¿Cómo ahorrar en calefacción?

    ¿Cómo ahorrar en calefacción?

    7 Pasos para ahorrar con tu calefacción

    1. Cuantas más personas vivan en la vivienda menos calefacción necesito.

    Un piso o una casa con cuatro o cinco convivientes siempre va a necesitar menos calefacción que uno en el que viva una persona sola. Por la sencilla razón de que 4 personas generan más calor que una.

    2. El radiador no tiene que quemar para confirmar que la calefacción es eficiente.

    Por suerte ya no tienes que quemarte con tu radiador. Que el radiador arda no es sinónimo de eficiencia energética. Los radiadores nuevos son capaces de mantener temperaturas confortables en la vivienda sin necesidad de estar al rojo vivo.

    Una temperatura que ronde los 20 grados es más que suficiente para una vivienda cálida y acogedora.

    3. El gasto es mayor si tengo la calefacción todo el día a una temperatura constante.

    En este tema aún hay dudas y muchos piensan que si mantengo la temperatura todo el día a 20ºC van a ahorrar más que si la apago cuando me voy a ir de casa durante unas horas.

    El potencial de ahorro apagando la calefacción al salir de casa es de un 10 a un 20%, superior al mantenimiento de la misma durante todo el día.

    La razón es que mantener la temperatura, por ejemplo a 20ºC, durante todo el día exige un aporte continuo de energía. Esto se debe a que las viviendas tienen fugas de calor, bien por los muros, las ventanas, los techos o bien por las puertas que la calefacción tiene que compensar. Esta compensación aumenta mucho en los meses más fríos.

    Sin embargo, a medida que la casa se enfría, las pérdidas de calor se reducen, puesto que la diferencia de temperatura entre el interior y el exterior es menor. 

    Si apagamos la calefacción el sistema deja de consumir energía para compensar estas pérdidas de calor y la energía que deja de gastar es más que la que se necesita para recuperar la temperatura. (Estos son datos extraídos de CENEAM, un centro de referencia en educación ambiental que lleva desde 1987 trabajando para promover la responsabilidad de los ciudadanos y ciudadanas en relación con el medio ambiente)

    4. La calefacción contamina, por suerte ya contamos con buenas alternativas renovables.

    La calefacción es la responsable de un 56% de la emisión de gases contaminantes. Pensar lo contrario es vivir engañado. Por este motivo se destinan cada vez más recursos económicos a la reducción de estos agentes contaminantes y la instalación de energías renovables.

    Pero también existen acciones individuales que podemos realizar para mejorar estas cifras, haciendo un uso responsable de la calefacción y optando por sistemas renovables que no contaminen de forma tan elevada.

    5. Regula cada estancia de forma individual o cierra radiadores que no uses.

    En toda casa siempre hay alguna habitación que no usamos, o por lo menos hacemos un uso de ella menor. Si este es tu caso, basta con cerrar el radiador de esa estancia y mantener la puerta cerrada para que la temperatura más fría de esa habitación no se irradie al resto de las estancias.

    Para tener esto más controlado aconsejamos utilizar termostatos individuales en las habitaciones o válvulas termostáticas para ajustar la temperatura al uso real que se da en ellas.

    No tiene sentido mantener el cuarto de la plancha, la despensa o la habitación de un hijo que solo viene una vez a la semana, a la misma temperatura que el salón o la habitación principal.

    Ajustando la temperatura de cada estancia es posible reducir la temperatura media de la vivienda 1 o 2ºC sin llegar a pasar frío.

    El potencial de ahorro de esta medida es de un 10 o 20%.

    Confortabilidad de la calefacción en función de la estancia
    • Estancias que no es necesario calefactar: habitaciones que no tienen uso diario, despensas, sótanos o trasteros.
    • Estancias que necesitan estar más frescas: dormitorios o pasillos. 15 o 17ºC es más que suficiente para un descanso agradable.
    • Estancias en las que se produce una mayor actividad física y, por tanto, un requerimiento menor de calor: en la cocina solemos estar en movimiento, cocinando o electrodomésticos encendidos que también son una fuente de calor. El nivel de confort durante el invierno es de 18ºC.
    • Estancias que necesitan estar unos grados por encima: el salón o comedor son habitaciones en las que normalmente permanecemos en reposo. Estas se pueden mantener entre 18 y 20ºC.

    6. Tu calefacción es elevada o no es la adecuada si necesitas ventilar el calor.

    Si necesitas abrir ventanas para ventilar tu calefacción, entonces la realidad es que no necesitas calefacción, o por lo menos, no el sistema que estás utilizando.

    Comprueba las necesidades energéticas de tu vivienda y plantea la más adecuada para tu estilo de vida. Esto es clave para empezar a ahorrar.

    Y ya de paso te damos algunos consejos para ventilar y renovar el aire cuando tu calefacción está encendida.

    Ventilar siempre conlleva una pérdida energética, pero si lo haces por estancia y cerrando la puerta mientras se esté llevando a cabo la ventilación en esa habitación, esta será menor.

    Otra forma, que además están recomendando los expertos últimamente, es la de abrir todas las ventanas y puertas de la casa al mismo tiempo durante un par de minutos. Esta acción renovará el aire de toda la casa de forma íntegra y no repercutirá en el enfriamiento de las paredes (volver a calentar las paredes es lo que más consumo extra de calefacción conlleva)

    El potencial de ahorro de esta media es de un 15 a un 20%.

    En este post tienes toda la información de las ayudas que existen para cambiar tu vieja caldera de gasoil.

    7. Busca una compañía que se ajuste a tus horarios y que tenga una buena oferta para tu consumo.

    Los tiempos han cambiado mucho en este sentido. Antes monopolizaban el mercado una o dos compañías, con unos precios fijos elevados.

    Hoy en día existen muchas alternativas, con tarifas planas, tarifas en función del consumo por horas, tarifas basadas en día o noche… No te aferres a la norma de “los de siempre son los mejores” porque buscando e indagando unos minutos puedes encontrar ofertas para tu sistema de calefacción y tu estilo de vida, verdaderamente interesantes.


    Como siempre, esperamos haber mejorado un poquito vuestra calidad de vida y haber contribuido a ajustar el ahorro energético en vuestras viviendas. 

    Os dejamos por aquí algunos de nuestros productos calefactables con mejor rendimiento y ahorro energético.

    Abrir chat
    Álvarez y Álvarez Calefacción
    Hola 👋
    ¿En qué podemos ayudarte?