Vuelven las cocinas de leña. Son tendencia
vuelven las cocinas de leña

Como ya comentamos en el post de 7 consejos para la instalación de una estufa de leña, las estufas, termoestufas, calderas y las cocinas de leña son tendencia. Esto es, por una parte, provocado por la crisis de recursos de combustibles, pero también porque las soluciones calefactables con leña son una fantástica opción de ahorro energético, respetuosas con el medio ambiente, procedentes de un recurso renovable que podemos generar y sobre todo porque tienen un buena potencia calorífica.

Hoy queremos hablaros sobre las cocinas de leña, también conocidas como cocinas bilbaínas.

Este tipo de cocinas nos ofrecen doble prestación, por un lado, y como su propio nombre indica, son cocinas y cuentan con una gran potencia para cocinar, y por otro lado, sirven para mantener caliente la estancia en la que se colocan.

Tradicionalmente son las cocinas que se empleaban en todo el norte de España, y aunque se siguen fabricando en hierro fundido por ser el mejor material para este tipo de cocinas económicas, hoy en día existen diseños modernos que dotan los espacios de una excelente decoración. 

Aptas para viviendas con un toque más rústico o para estancias modernas.

Vamos a conocer más de cerca qué nos ofrecen las cocinas de leña, cómo funcionan, el tipo de instalación que conllevan y su mantenimiento.

Venga, no te quedes con dudas.

Índice de Contenidos

    Funcionamiento de las cocinas de leña o bilbaínas

    Con las cocinas bilbaínas puedes cocinar todo tipo de platos: guisos, asados, planchados, wok, fritos…lo que quieras, incluso horneados, ya que la mayoría de cocinas de leña llevan un horno incorporado

    Son cocinas con una potencia nominal entre 4 y 16 KW. Con una cocina de 6 KW ya sería suficiente para cocinar para una familia y calentar una estancia de 50 m2.

    En cuanto a su diseño, las cocinas bilbaínas tienen una zona inferior de hierro y ladrillo refractario. El hogar, que es donde se coloca y arde la leña, también está hecho de hierro fundido. El horno con puerta hermética (algunos de cristal) y algunos modelos con termómetro para controlar la temperatura. La rejilla que sirve para controlar la potencia térmica. Y el cenicero que es donde se recoge la ceniza procedente de la combustión de la leña.

    Respecto a la placa, existe la posibilidad de optar por una placa tradicional de chapa, con la que puedes cocinar alimentos a la plancha directamente sobre ella, o instalar una placa vitrocerámica con las funcionalidades modernas de este tipo de cocinas.

    El funcionamiento es sencillo: se introduce la leña en el hogar, se enciende y en unos minutos tu cocina está caliente y lista para cocinar y para emitir calor a la vivienda.

    Como consejo para elegir una buena cocina de leña, sería perfecto si fuese de doble combustión y bajas emisiones (0,10%).

    Doble combustión, ¿Por qué?

    Las cocinas de leña con doble combustión son una alternativa más segura y mucho más eficiente.

    La doble combustión o post-combustión se produce en dos fases. En un primer momento se realiza la combustión de la leña, en este proceso se liberan gases. Estos gases son quemados en una segunda fase, mientras aún están calientes, antes de que salgan por la chimenea.

    Esto redunda en la generación de menos ceniza y una emisión mucho más baja de gases y partículas a la atmósfera. Y lo mejor de todo: mayor temperatura con menos madera.

    Por tanto, el rendimiento aumenta y la madera dura más.

    Consulta nuestra gama de cocinas de leña

    Las cocinas bilbaínas ofrecen un calor confortable a tu hogar y las prestaciones de las mejores cocinas

    cocinas leña y pellets

    Instalación de una cocina de leña

    Las cocinas de leña son grandes, de mayor dimensión que cocinas vitrocerámicas o de gas, por eso necesitan espacio y una buena ventilación.

    Esto implica que en la instalación hay que añadir una salida de humos al exterior, con tubo de acero inoxidable, con trazado recto y evitando los codos. Si no queda otro remedio que colocar un codo, asegúrate de que tenga como mucho 45º.

    Como siempre os recomendamos contactar con un instalador cualificado y profesional para instalar tu cocina de leña.

    leña para cocina bilbaína

    Características de la leña

    Obviamente, las cocinas de leña están pensadas y preparadas para el uso de leña, nunca para pellets u otros combustibles que podrían dañar la cocina.

    La leña más indicada para este tipo de cocinas son la madera de haya, fresno, roble, olivo, encina, abedul… Depende un poco de la zona en la que te encuentres, ya que si vives en el norte seguro que encuentras más económica la madera de abedul que la de olivo.

    Un punto que debes tener presente es su almacenamiento. Una cocina de leña, sobre todo en los meses invernales consume bastante, por eso necesitas un espacio de almacenaje amplio

    Este tipo de cocinas están indicadas sobre todo en casas de campo, chalets o viviendas que cuenten con una zona exterior cubierta para apilar la leña.

    Para comprar la leña, asegúrate de que no supere los 40-50 cm de medida de tronco, que suele ser el estándar en estas cocinas.

    Normativa vigente para las cocinas de leña

    La normativa se recoge en el Real Decreto 2649/1985, de 18 de diciembre, por el que se declaran de obligado cumplimiento las especificaciones técnicas de las cocinas económicas con paila para uso doméstico y su homologación por el Ministerio de Industria y Energía.

    Puedes consultar los requisitos pinchando en el enlace.

    El objetivo de esta regulación es la de que alcancen requisitos de eficiencia y sostenibilidad y que puedan ofrecer la mayor seguridad posible.


    Síguenos para mantenerte informado de todos los temas relacionados con calefacción, cocina y agua caliente para tu vivienda. Déjanos un comentario si tienes alguna duda sobre cocinas de leña. Te leemos.

    Nos vemos en próximos post.

    Un saludo amigos.

    Abrir chat
    Álvarez y Álvarez Calefacción
    Hola 👋
    ¿En qué podemos ayudarte?